Home / Artículos / OBJETIVOS PARA 2019

OBJETIVOS PARA 2019

Los objetivos para 2019 conviene empezar a prepararlos durante el mes de diciembre (incluso antes, si fuera posible).

Me refiero tanto a los principales retos u objetivos generales, como a los  operativos, más concretos. En ambos casos no se trata de anhelos o «lo que nos gustaría», sino aquello que nos proponemos y que obtendremos con todo el esfuerzo y dedicación necesaria: donde concentrar el trabajo directivo, orientando la organización hacia su logro.

Normalmente, al abordar los primeros o generales consistirá en una revisión y/o actualización de los grandes objetivos corporativos  (para alcanzarlos en 2 – 3 años). Ejemplo: crecimiento, rentabilidad y remuneración a los accionistas a medio plazo, cuota de mercado, cambios en el posicionamiento, etc. Serán las grandes coordenadas de la empresa (y pocas, 2 – 3 por ejemplo).

Los operativos o anuales se centrarán en el año específico (en este caso los objetivos para 2019): presupuesto de ventas y rentabilidad, introducción en nuevos mercados y/o canales, nuevas unidades de negocio (tiendas, fábricas, etc) … Será la forma de implementar los generales.

Y, como decía en un post anterior,  los objetivos «para que de verdad sean tales deben contar con cuatro ingredientes básicos: suponen un reto y un compromiso, tanto personal como de toda la organización, serán ambiciosos pero realizables, y deben ilusionar. Sin estos aspectos, los objetivos estarían vacíos de contenido y se convertirán en meros buenos deseos, como les pasa a muchos políticos que elaboran sus cartas a los Reyes Magos» (pronto empezarán …).

Desaconsejo poner objetivos no realizables: enfocarlos así, lejos de motivar, pueden provocar lo contrario. Lo importante es que puedan alcanzarse, con esfuerzo.

También, recomiendo que el equipo directivo y los principales responsables de la empresa tengan claros sus objetivos personales, en términos de aportación al logro global. Y, premiar con incentivos generosos y crecientes persiguiendo no sólo alcanzarlos sino, incluso, superarlos.

El máximo responsable de la empresa puede apoyarse en alguna herramienta de dirección por objetivos (lo que denominamos DPO), con una metodología de seguimiento y evaluación.

Y, una vez concretados los objetivos, el siguiente paso será establecer la estrategia para lograrlos.

De esta forma (concretando los objetivos para 2019) se reducirá la incertidumbre inherente a un nuevo ejercicio: la experiencia me dice que si el proceso es riguroso (y realista), el % de cumplimiento puede ser muy alto (entre el 97 y el 105 %).

Lo indicado es aplicable a empresas de cualquier tamaño, también a las pymes.

Saludos cordiales a todas y todos.

#podemossercompetitivos.
 
Copyright © 2018 por F. Javier Díaz
Todos los derechos reservados

Acerca de posecofjdiaz

Igual le Interesa

TENER PERSONAS COMPETITIVAS

Tener personas competitivas es la clave para que una empresa vaya bien y alcance sus objetivos, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *