Home / Dirigir por objetivos / PREPARAR 2015

PREPARAR 2015

Estos días son una muy buena ocasión para iniciar el proceso de fijar los objetivos de 2015, y que podría estar concluido a mediados del próximo enero. Ahora, se trataría de disponer de un primer borrador de trabajo.

¿Qué se entiende por objetivo?. Es una meta en cuyo logro concentraremos nuestros mejores esfuerzos, y que a su vez estará relacionada con la estrategia corporativa de la organización (de cualquier tamaño); así, por ejemplo, si la empresa se ha propuesto crecer un 30 % en 3 años, en cada ejercicio fijaremos qué queremos alcanzar; si pretendemos introducirnos en un nuevo mercado, ahora tocaría concretar lo de 2015… Por tanto, antes de definir los objetivos hay que tener claras las grandes coordenadas, necesarias para hacer sostenible la mejora continua, y que deben ser pocas, 1 ó 2.

Volviendo a los objetivos, que llamaremos anuales, para que sean de verdad tales deben contar con cuatro ingredientes básicos: suponen un reto y un compromiso, tanto personal como de toda la organización, serán ambiciosos pero realizables, y deben ilusionar. Sin estos aspectos, los objetivos estarían vacíos de contenido y se convertirán en meros buenos deseos, como les pasa a muchos políticos que elaboran sus «cartas a los Reyes Mayos» (ya están en ello), centrándose más en que «no falte nada» (que sea completa, es decir amplia … e irrealizable) y menos en adquirir un compromiso (si se cumplen o no, no les parece sea una incoherencia).

Los objetivos anuales deben ser también pocos, porque a ellos dedicaremos el 120 % de nuestro tiempo y capacidades. Y, en definitiva, son necesarios porque sin ellos se trabaja sin rumbo y sin sentido.

Saludos cordiales a todas y todos.

#podemossercompetitivos.
#personascompetitivas
 
Copyright © 2014 por F. Javier Díaz
Todos los derechos reservados

Acerca de posecofjdiaz

Igual le Interesa

CARGAR BIEN LAS PILAS

El segundo artículo históricamente más leído de este blog (el primero, y para mi sorpresa, …

7 comentarios

  1. Apreciado Javier, gracias por recordar que ya estamos en fechas de fijar los objetivos del próximo año. Cuan difícil es esta tarea, cuando no se tienen las ideas muy claras con respecto al crecimiento o decrecimiento de la empresa, según la situación de cada una, pues puede ser un año donde interese más la desinversión o el adelgazamiento de nuestras estructuras para poder prepararnos mejor hacia el año 2016. ¿Qué opinas al respecto?

    • Gracias, Vicente por tu comentario. Creo que la clave será la posibilidad de obtener un objetivo de beneficio igual o superior al sectorial, implementando las medidas necesarias. De ahí puede surgir o no la conveniencia de crecer, concentrarse, … Y, dependerá del mercado donde nos movamos: si fuera, p.ej., el de gran consumo, las posibilidades de mejora del contexto en 2015 serán limitadas, aunque más favorables que en 2014. Si nuestra actividad fuera industrial, creo que deberíamos arriesgar y apostar por dar un saldo.
      Además, en cualquier caso, será muy necesario poder apoyarnos en una sólida innovación que impulse ventajas competitivas sólidas.
      Si necesitas algo más concreto, puedes escribirme a mi correo directo.
      Saludos cordiales.

  2. José Rexachs del Rosario

    Querido y apreciado Javier, gracias por tu publicación que como siempre es muy acertada, pero que yo empiezo a creer que es mucho mas costosa y complicada de lo que parece si se quiere hacer bien y con un mínimo de rigurosidad.- No cabe duda de que Fijar Objetivos es fundamental, y en base a ellos planificar todas las acciones encaminadas a la consecución de los objetivos.- Pero desgraciadamente cada vez hay mas variables que influyen directamente en los resultados u objetivos que no podemos controlar y que derivan muy directamente del Gobierno de Turno y de lo que legisle, y este año se hace especialmente difícil porque es año electoral y el patio anda muy revuelto, entre el desengaño que hemos sufrido algunos, que no sabemos claramente se emitir un voto de castigo al PP., si abstenernos o votar en blanco porque la clase política en general está bajo mínimos, floreciendo casos de corrupción en todos los órdenes y ámbitos y el resurgimiento de «Podemos», que parece arrasar en las encuestas, pero que no tiene experiencia de «Gobierno» y muchos dudamos de su capacidad.- Todo esto digo, influye directamente en los resultados y son variables impredescibles. No quiero añadir el comportamiento que pueda tener la evolución del precio del petróleo, o del Turismo, o de la Economía Europea o Mundial. Tenemos una Inseguridad Jurídica que no facilita en absoluto que haya un Efecto LLamada a inversores propios o extranjeros.- Si no fluye el crédito y no se legisla con un apoyo valiente y decidido en pro de la Pequeña y Mediana Empresa, estoy convencido que es un Engaño y Otra Tomadura de Pelo la recuperación de la Microeconomía Española. El Gobierno está perdiendo una Credibilidad tremenda que le va a pasar factura en las próximas elecciones. De verdad que siento ser tan Pesimista, pero por desgracia lo sufro en mis propias carnes

    • Hay variables sobre los que tenemos escasa capacidad de actuar, pero en otras -las internas de la empresa- quizás es donde deberíamos concentrar lo mejor de nuestros ánimos. Gracias por tu comentario. Saludos cordiales

  3. Considero muy acertado el planteamiento de fijar unos objetivos y a su vez controlar las variables y todos los escenarios posibles. El factor político es lamentablemente casi decisivo hoy en diía. Pero existen las fuerzas de superación , la innovación y las ganas de salir adelante. LLevo año y medio trabajando en Reino Unido y curiosamente, estas características les llaman mucho la atención allí de nosotros. La preparación es fundamental y conviene seguir formándose, impuestos, legislación, estar al día es importante.
    Cuanto mas sepas menos te mandaran.

    Animo y saludos cordiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *