Home / Artículos / Ser o no ser (y II)

Ser o no ser (y II)

26.02.12
 
  Continuando el blog de la semana anterior (To be or not to be), y a partir de experiencias concretas me extenderé en la importancia de la reputación, esencial para implementar una estrategia de marca aplicada a una ciudad, región o país, en un contexto donde para competir hay que abordar dos nuevas (o viejas) situaciones características del actual paradigma:
 
1) La competencia creciente entre territorios, que aumentará de forma exponencial.
 
2) Las «reglas del juego» impulsadas por diversos países del «Club UE», y que lejos de ser el resultado de una «media aritmética» entre todos sus integrantes, en realidad son establecidas por los países líderes como parte esencial de su cultura.
 
1) y 2) están, en algunos casos, íntimamente relacionadas (vasos comunicantes, p.ej. a la hora de captar recursos económicos), y parte del éxito dependerá de la reputación. Uno de sus ingredientes mas significativos es la actitud que tengamos para implementar una parte de la estrategia, y que en determinados ámbitos se simplifica y traduce como seriedad. A ello me referiré por relación directa con el posicionamiento territorial.
 
Semanas atrás comenté los «daños colaterales» (1) que se han derivado de la crisis 2007-2011, y en uno de ellos (¡Más madera!, se titulaba) resalté la caída en la calidad de servicio de diversas actividades. A esto debe unirse que todos nos hemos hecho más exigentes, miramos qué cuesta lo que compramos, los impuestos … El ciudadano está más y mejor informado a la hora de elegir opciones (p.ej. visitar un país u otro, comprar a una empresa u otra, …). Disculparemos menos los errores y la falta de eficacia y eficiencia.
 
Veamos algunos ejemplos:
 
1) Hace varios días charlé en un avión (compañeros de asiento) con un empresario austriaco. Una vez roto el hielo inicial, me preguntó si era verdad que en España las AA.PP. pagaban a los proveedores con retrasos de 1 año (la ley -aprobada sabiendo lo difícil de su cumplimiento- establecía en 2011 el plazo de 50 días). Coincidió que el que suscribe lo está padeciendo (a veces > 1 año). En otra ocasión un interventor municipal me dijo -al preguntarle cuando pagarían- que ya sabía yo antes del contrato que dicha entidad pagaba mal (¡menuda justificación!)… Y, estos días hemos leído que el Estado avalará a los ayuntamientos para que paguen (buena noticia), pero que cobrarán antes los que hagan una quita (no me parece serio: tendrían que saldar todas las deudas, completas y con intereses).
 
2) Un aspecto esencial, para atraer inversiones p.ej., será como funcione una AA.PP, cómo sea de ágil y «facilitador» (licencias, trámites, …). Lo considero elemento esencial para generar confianza y restablecer el concepto de servicio público. Y, la implantación de la e-administración está siendo muy lenta.
 
1)+2) puede ser parte de una hoja de ruta para el apoyo a las pymes. Sólo con dichos temas se mejoraría de forma significativa.
 
3) Muchas veces ponemos como ejemplo a los ingleses, por  el prestigio de sus costumbres, instituciones, investigaciones independientes, … Es verdad que no tienen sol y que allí se come muy mal (eso dicen), pero ¡cuanto podemos imitar! de algunos de nuestros socios europeos, que no son perfectos, pero ….
 
4) Leo en  El Mundo Cantabria (17.02.12): «Las empresas ubicadas en  … no están satisfechas», haciendo referencia al estudio «Los atractivos de localización para las empresas españolas», publicado por FUNCAS. A él me remito y sus 27 factores analizados, como referencia de análisis que puede ser útil (sin centrarnos en el caso concreto).
 
 5) Estos días han aparecido en diversos medios internacionales noticias sobre lo poco que se invierte en España en ciencia e I+D+i. 
 
Lo que me parece más interesante de los ejemplos expuestos, con todos sus matices y teniendo en cuenta que este año y el próximo serán extraordinarios, es que muchas de las cuestiones indicadas suceden desde hace tiempo: unas en sus propios términos y otras por comparación, en términos de competitividad.
 
Los territorios pueden lograr auténticas ventajas competitivas si abordan algo de lo anterior, con mayor preocupación por los aspectos endógenos. Sinceramente, creo que es posible y a esta esperanza me aferro.
 
Termino, repitiendo lo ya planteado en el artículo anterior:  o se tiene marca (y reputación) o no se tiene; y, ahora añadiría: o se es serio o no se es. Hemos mejorado pero aún queda camino por delante para generar auténtica marca territorial en muchos lugares. La constancia y la VISIÓN ESTRATÉGICA resultarán esenciales, en un mundo globalizado.
 
Más adelante me centraré (así lo han solicitado varios lectores del blog) en cómo desarrollar la imagen de marca, y en ese comentario tan interesante aportado: cómo mantenerla, pues «no se trata de ser sino de estar siendo».
 
Hasta la semana próxima.
 
(1)
http://www.podemossercompetitivos.com/2011/10/collateral-damagei/
http://www.podemossercompetitivos.com/2011/11/%C2%A1mas-madera-danos-colateralesii/
http://www.podemossercompetitivos.com/2011/11/%C2%BFtierra-a-la-vista-danos-colaterales-y-iii/
 
 
Copyright © 2012 por F. Javier Díaz
Todos los derechos reservados

Acerca de posecofjdiaz

Igual le Interesa

PREPARAR 2018

A continuación me permito trasladaros un post publicado en este blog hace varios años, y …

10 comentarios

  1. Muy acertado con tus comentarios como siempre Javier, lástima que la batalla diaria para las empresas regionales sea la de llegar a final de mes. En vez de prestar atención a estas indicaciones.
    Cuando las cosas van bien, y pueden realizar acciones de mejora lo dejan porque no le prestan la importancia que tienen, y cuando van mal no tienen recursos para ello.
    En fín haber si nuestras instituciones pagan a sus proveedores y todos respiran un poco más y piensan en afrontar nuevos retos.

    saludos,

    chema

    • Muchas gracias, Chema, por tus comentarios.
      Saludos cordiales

    • Que comentario mas acertado y real, pero también entendible porque hay muchos que pensamos, si las cosas van bien, para qué cambiar. Y yo creo que esta forma de pensar es un freno al desarrollo y al progreso. En el mundo empresarial la ambición en el sentido de mejorar y crecer es un motor dinamizador de la actividad, sin embargo el «Conformismo» es un freno, precisamente es por ésto que las crisis, agudizan el ingenio y hacen necesario las innovaciones y la «Ambición» a la que hemos hecho referencia.

  2. Las administraciones publicas deben aprender a competir para ser eficaces y estar a nuestro servicio, porque son nuestros empleados, los que les pagamos. Hay mucho por mejorar.
    Su articulo es de los que mas me ha gustado. Siga así.
    Saludos
    José m.

  3. Ojalá lo que escribe se lleve a la práctica. Nos irá mejor. Pero, como dice, tenemos que ser optimistas. ¡Podemos!
    Un abrazo
    Pedro

  4. Javier, sin lugar a dudas, este es uno de los mejores blogs mas interesantes que has publicado. Quizá un punto interesante y que se podría abordar en otro blog podria ser el funcionamiento de las AA.PP en otros paises, como por ejemplo, en el caso de Inglaterra o Alemania.
    Un ejemplo claro que tenemos para imitar es sobre todo , ya en otro ámbito distinto de las administraciones públicas, es en el sistema de pensiones de España , que de vueltas nos da el sistema de pensiones privado chileno de capitalizacion individual que llevó a cabo José Piñera exministro de trabajo en el regimén de Pinochet. Ahí tenemos un buen ejemplo a imitar. Los modelos y referencias nunca dejarán de existir, pero es la motivación la que nos debe hacer cambiar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *