ALIANZAS EMPRESARIALES PARA CRECER

Un ejemplo interesante sobre la utilidad de las alianzas empresariales para crecer, lo explica el diario  Expansión (21 de abril de 2021) al publicar una noticia titulada “La Menorquina se alía con Lacasa, Cuétara y Chupa Chups”.

alianzas empresariales para crecerDicha empresa, especializada en la elaboración de helados, tiene previsto lanzar -como refiere el mencionado medio- un portfolio de productos con muchas novedades para aprovechar el crecimiento del mercado; y, quiere hacerlo con alianzas para lograr un 40 % más de ventas que en 2020, ejercicio donde su cifra de negocio sufrió un notable descenso por la repercusión de la pandemia en la hostelería.

A título de ejemplos, para Lacasa elaborará -entre otros- un vaso con helado de vainilla y chocolate Lacasitos; y un cucurucho de galleta de cacao con helado de vainilla y Conguitos negros.

También dos tipos de helados para Chupa Chups. Etc.

Opciones estratégicas

Tradicionalmente -desde que Michael Porter centró la cuestión-, se han definido tres tipos de estrategia competitiva: ser líder en costo, diferenciación y concentración. Para una pyme la segunda y tercera serían las adecuadas.

Pero en muchas ocasiones no es suficiente, por ejemplo, con desear diferenciarse porque para lograrlo y evolucionar (innovando), hacen falta abundantes recursos; y estos pueden requerir notables tasas de crecimiento e introducción en nuevos mercados. La cuestión es si será posible abordarlo sólo con medios propios.

Por ello, en un contexto donde las grandes empresas cada vez quieren crecer más y dificultan el desarrollo de las pymes (cuestión de cuotas y financiación), entiendo debe añadirse, como necesaria, una cuarta opción estratégica: las alianzas empresariales.

Llevo toda la vida insistiendo en la importancia de sumar fuerzas (2+2=5), especialmente entre pequeñas y medianas empresas para competir con éxito. ¿Qué lo impide? Nuestras cabezas, la forma de ser de cada uno, la desconfianza, y -en definitiva- estar aferrados a nuestros pequeños mundos. Chaplin tenía razón.

Y, según mi experiencia, cuanto menor dimensión tiene un negocio más difícil le resulta unirse con otros.

Las alianzas no deben plantearse como “una fusión” sino para abordar proyectos concretos, que no lograríamos implementar de forma individual. Aquí estaría el núcleo de la cuestión.

Lógicamente, los que logran ampliar horizontes -valorando las ventajas sin magnificar los inconvenientes-, descubren que hay un mundo nuevo muy positivo más allá del circulo, reducido, en el que habitualmente nos movemos.

Creo sinceramente que muchas veces el problema no es el tamaño, sino ser independiente.

Nunca es tarde si la dicha es buena. Alianzas empresariales para crecer, en definitiva.

Saludos cordiales a todas y todos.

 

@fjdiazconsultor

Copyright © 2021 por F. Javier Díaz. Todos los derechos reservados

Acerca de F.Javier Díaz

Igual le Interesa

la logística, actividad core

LA LOGÍSTICA, ACTIVIDAD CORE

Estamos observando cómo la logística está adquiriendo una importancia clave en la cadena de valor …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *