Desafío Total … (I)

01.10.12
 
Muchas gracias por la gran cantidad de información que habéis enviado vía email, y que confirma tanto la influencia que tiene el honorable Club de Amigos del Canuto, como el hecho que sus miembros (se encuentran en cualquier rincón del mundo mundial próximo) precisan aprender algo del “innovation funnel que planteaba un colega en el blog anterior.
 
Cambiando de tema, aunque no de contexto, quiero traer a colación un asunto que  por mucho que lo miro de frente, de costado, por arriba o desde abajo, más me confirma que continuamos sin terminar de comprender el cambio de paradigma producido, y que seguimos mirando por el retrovisor (esperando la vuelta de tiempos irrepetibles). Me refiero al hecho que el déficit del Estado ha sido del 4,62 % del PIB a finales de julio (superior a lo anualmente previsto).
 
Pero dicho dato (y aquí quiero llegar) “tiene trampa” porque no traslada a simple vista lo que realmente indica: a dicha fecha los ingresos fueron de 52.177 millones de € y los gastos 100.694 mill. de €. Déficit = -48.517 mill.de €, el ¡¡¡92,98 % !!! sobre ingresos. Esta situación, esas PÉRDIDAS, que muestran nuestra falta de competitividad, ¿alguien se la imagina en una empresa o una familia? No es posible porque no se habría llegado a ello, ni a esas magnitudes. Y, en el supuesto que así fuera, la solución no sería intentar rebajar las pérdidas a -35 o -40.000 mill.€ , SINO una profunda reconversión y/o reflotamiento, intentando que los socios e inversores (estos, para el caso los clientes) creyeran que era posible y con perspectivas de beneficios futuros (y que compensaran las pérdidas, no lo olvidemos: hay que devolver los préstamos). Sí es cierto que aquí los plazos son esenciales: si hay opciones de viabilidad conviene facilitar las cosas.
 
Entro en materia. Haber llegado donde se ha llegado y no entender que hay que hacer algo muy fuerte y duro para no tener pérdidas (y ¡tantas!), indica un problema cultural que enfrentado a otras culturas (“los duros del euro”, los que deben prestarnos $, los proveedores), produce un choque tectónico de muy difícil solución. Pensemos en la fusión de varias multinacionales: ¿alguien se imagina una diciéndole a la otra: se solidaria y trátame de igual a igual aunque no estoy tan bién como parecía…?. A esa empresa la van a mirar con lupa, del derecho y del revés. Lo mismo ocurre con las relaciones entre países.
 
Las medidas convencionales puede que no sirvan y deba elaborarse una estrategia con acciones especiales (innovadoras) que logren transmitir interés y confianza a los que han de comprar un nuevo proyecto, con la particularidad que en este caso varios de esos clientes son también proveedores (¡la cuadratura del circulo!). En definitiva, hemos de trasladar con claridad que volveremos a ser competitivos (el producto a vender) y cómo. Por ejemplo: si los ingresos (impuestos recaudados en España) son de 350.000 mill.€, los gastos no pueden ser bastantes más de 400.000. Y así, un año y otro.
 
La viabilidad no se basará en apelaciones “al proyecto común”, sino en cómo se perciba lo que haremos: la credibilidad. Y ésta no puede achacarse sólo a los “del canuto”: si la sociedad no genera vibraciones claras (reputación), de haber entendido el mensaje, difícilmente habrá proceso de cambio. Y ese mensaje, derivado del nuevo paradigma, tiene dos elementos “nuevos”, decisivos: hay que tener capacidad de ser competitivos, de forma sostenible; y, ello no es posible si continuamos endeudándonos. Ambos están relacionados y forman la base de lo que llamaría “nueva fuente de ventaja competitiva“, esencial para los negocios privados o públicos: coherencia competitiva, precisa para poder tener capacidad de respuesta al paradigma actual, adaptándonos a las nuevas reglas del juego con realismo y determinación.
 
Una consecuencia del nuevo mundo en el que estamos viviendo es el progresivo incremento de la competencia interterritorial  (también entre empresas): de ahí que no baste con tener cierta capacidad para competir, sino que hemos de hacerlo claramente mejor que otros. Por eso, ayer al leer por encima los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2013, y comprobar que una de las principales capacidades endógenas que tenemos, el turismo, sufre un recorte de recursos en promoción próximo al 25 %, entonces me pregunto que entenderán algunos usuarios del canuto por “sector estratégico“: si así fuera deberíamos disponer de mayor presupuesto (modificando lo que conviniera) al ser prioritario. Tenemos magníficos expertos en la materia, pero necesitan poder apoyarse en una coherencia competitiva adecuada.
 
A estas alturas de la película, cada vez tengo más claro que lo que no hagamos nosotros por nosotros mismos, quizás no lo haga nadie. De ahí que cada día que pasa acumule un poco más de esperanza porque se observa que mucha gente anónima está dejando de serlo.
 
Siempre, lo primero que escribo en un artículo es su título (así estoy seguro de lo que quiero decir). Hoy, en cambio, he dudado y lo he dejado para el final (a ver que salía). Las opciones eran: “Desafío Total, ó ¿Creemos en los milagros?. He optado por lo primero porque es más “guerrero” (hay que pelear muchísimo). Y, la siguiente publicación continuará con lo mismo, pero esta vez referido a determinadas empresas en dificultades, que pueden superarlas.
 
Aprovecho para comentaros que hemos abierto una nueva sección en el blog: Breves. Próximamente espero informaros de otras novedades.
 
Feliz semana a todas y todos.
 
 
Copyright © 2012 por F. Javier Díaz
Todos los derechos reservados

Acerca de F.Javier Díaz

Igual le Interesa

podemos llegar tarde a la venta online

PODEMOS LLEGAR TARDE A LA VENTA ONLINE

Está ocurriendo lo que parecía muy difícil: que la venta a través de internet se …

12 comentarios

  1. Muy buen post. Cada vez el tema es “más caliente”. Espero con interés la segunda entrega.
    Gracias por su aportación y saludos
    Jose M.

  2. Coincido contigo, Javier, CREDIBILIDAD. Credibilidad en la economía, y en la política -“tanto monta, monta tanto”-. Y credibilidad que seguirá deteriorándose mientras sigan dándose situaciones como ésta: “Las Asociaciones de padres y madres de alumnos están indignadas con la reducción de las ayudas a los comedores y más sabiendo que el menú de los diputados de la Asamblea está subvencionado. Es más barato y cuentan con un menú de lujo..”

  3. Javier, es mas de lo mismo, lo mas positivo es que efectivamente muchos, entre los q me encuentro, empezamos a salir del anonimato. Éramos salvadores de la patria pero en conversaciones privadas con familiares, amigos, puntos de encuentro, etc. y ahora, y seguro que obligado por las circunstancias, somos menos diplomáticos, menos cobardes y empezamos a decir libre e independientemente lo que pensamos y en cualquier foro que tengamos al alcance. Ya es hora de proclamar y decir que tenemos una clase política que deja mucho que desear, que los “RECORTES” han de empezar por ellos mismos y antes que recortar en Sanidad, Educación o Turismo. Que el cáncer de nuestro país y de la Democracia es la “Corrupción”, y que por desgracia ésta en tiempos de bonanza económica se generalizó.¿ No tendría mayores beneficios para nuestra sociedad eliminar el Senado, los Traductores del vascuence, catalán o gallego, las Policías Autonómicas, Las televisiones Autonómicas, Las Embajadas de las Comunidades en el extranjero, Los Municipios de un determinado número de habitantes, Los defensores del Pueblo de cada una de las Autonomías, Diputados y Congresos de cada una de las Autonomías, etc., etc.,?
    ¿No sería conveniente reducir el nº de políticos, asesores y asimilados?. ¿No va siendo hora que se le exija una mínima preparación o titulación a nuestros políticos que automáticamente repercutirá en no contratar tantos cargos de confianza, entre ellos muchos familiares y amigos?. Lo siento, ya estoy harto, creo que hay que denunciarlo y lo peor de todo, estoy convencidísimo de que si no se mete mano por aquí, ésto no tiene solución. Si no hay valor para hacerlo desde dentro, ¡QUE NOS INTERVENGAN ! y entre mas pronto mejor. Es la única manera de adaptarnos al NUEVO PARADIGMA como viene pregonando y defendiendo mi buen amigo F.Javier

  4. Hola Javier,
    Comentarte que estoy de acuerdo contigo y con alguno de los comentarios……., pero, en lo que más de acuerdo estoy, es en el DESAFIO TOTAL. Este desafío tenemos que realizarle nosotros, en nuestras empresas, porque …supongo que nadie nos saque hacia adelante si nosotros mismos no somos capaces de hacerlo. La clase política seguirá siendo igual, o , muy parecida…y van a lo suyo.
    Los únicos que seguramente podamos sacar esto adelante somos nosotros, con nuestro principal interés propio de seguir adelante…y seguramente tengamos que adecuarnos a la situación actual, y , hacer lo que comentas del DESAFIO TOTAL. Cada uno de la forma que su empresa permita un enfoque u otro, pero creo que lo tenemos que hacer. NO NOS ASUSTEMOS de ideas nuevas que tengamos….HAGAMOSLAS……estudiemos resultados , y seguramente aprendamos a hacer cosas nuevas que nos ayuden , por lo menos, a continuar….
    MUCHOS ABRAZOS

  5. Yo añadiria la palabra ” union” . La union es la asociación, la unidad……..la unificación de un y ahi justo en ese punto, es cuando tendremos la ventaja competitiva, porque ahi nos veran fuertes , porque lo que se ve desde fuera, es un pais debil. De lo que fue españa a lo que es ahora….eso hay que cambiarlo.

    Un saludo

  6. Magnífico artículo. Cada vez sube mas la “temperatura”. Lo que dice o llama capacidades endogenas me parece realmente decisivo. Espero la proxima parte de Desafio total.
    Muchas gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *