El mundo ha cambiado

Hace unos días leí en Expansión cómo Peugeot ha comenzado a vender sólo por Internet un modelo de su coche 108, dirigido a un cliente potencial femenino de clase alta. ¡Quién podría pensar hace solo unos años, que se comprarían coches a través de una web!

El cambio en los hábitos de consumo y compra es tan profundo, que podríamos hablar de la misma o superior revolución que supuso la aparición de los centros comerciales hace más de 40 años. Y, esta realidad de cómo, donde y cuando comprar, va a más cada día. La siguiente estación es la alimentación.

La tienda física será viable en la medida que sepa reinventarse, creando una adecuada sinergia y complementariedad con el formato virtual.

La clave de la cuestión es que el cliente busca vivir experiencias, y si queremos salir adelante hemos de adentrarnos en este paradigma para no quedarnos fuera del mercado y continuar echándole la culpa … a la … (prometí que en este blog no usaría esa palabra maldita).

Saludos a todas y todos.

 

Igual le Interesa

retos directivos

RETOS DIRECTIVOS (y, II)

Continuando con lo planteado en el post anterior (Retos directivos postcovid), abordaré el resto de …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.