¿HEMOS CAMBIADO o MÁS BIEN SE HA PRODUCIDO UNA ADAPTACIÓN? (I)

Da la impresión que muchas cosas no son como eran en 2006. De este largo periodo (alguna vez habrá que cuantificar su costo), y en el momento actual, muchos se preguntan qué ha cambiado, qué podrá recuperarse y hasta qué punto hay hechos irreversibles. Me refiero a la vida diaria y sus implicaciones socio económicas.

Cuando me preguntan por lo indicado, me gusta remitirme a las publicaciones del INE sobre el gasto de los hogares (encuesta de presupuestos familiares). Veamos algunos datos (y que cada uno saque sus propias conclusiones), en términos “corrientes” (eliminando el efecto de los precios).

En 2006 el gasto medio de las familias fue de 29.394 €, y en 2014 27.038 € (un descenso del 8,02 %). De dichas cantidades, en 2006 el 40,43 % se dedicó a bienes de primera necesidad (alimentación, bebidas no alcohólicas y vivienda), porcentaje que aumentó hasta el 47,30 % en 2014.

Si agregamos otros gastos que podríamos denominar necesarios (salud, transporte y comunicaciones), resulta un 60,53 % en 2006, subiendo hasta el 65,60 % el año pasado. Quedaría sólo un 34,40 % para el resto de conceptos en 2014 (sensiblemente inferior al 39,47 % del año de referencia).

De lo indicado se deriva, lógicamente, que el dinero disponible para vestido y calzado (6,66 % / 2006 – 5,10 % en 2014), mobiliario y equipamiento de la casa (5,78 % / 5,1 %) y otros, es limitado, consecuencia de un estilo de vida donde la vivienda continúa siendo la principal partida porque preferimos tener casa propia.

Sin embargo, el gasto medio familiar en ocio, espectáculos, cultura, hoteles, cafés y restaurantes, suman el 16,36 % en 2006 y 14,30 % en 2014. Es cierto que el pasado año disminuyó la partida de hoteles y restauración (9,61 % / 8,60 %), pero menos de lo que ha ocurrido en otros grupos de gasto.

¿Hemos cambiado nuestros hábitos y/o simplemente se ha producido una adaptación a las nuevas realidades económicas? Cada uno puede sacar sus conclusiones, pero parece obvio que en España tenemos unas costumbres que cuesta modificar.

Continuará.

Saludos cordiales a todas y todos.

#podemossercompetitivos
#personascompetitivas
 
Copyright © 2015 por F. Javier Díaz
Todos los derechos reservados

 

Igual le Interesa

FELIZ NAVIDAD

En este año tan especial, quiero desearos a todas y todos que paséis unas muy …

6 comentarios

  1. Yo pienso que tenemos que parecernos mas a los europeos en la forma de vivir, pero lo veo muy difícil. Y también opino que hay cambios por la crisis. Me ha parecido muy interesante su articulo.

  2. Buen post. A veces pensamos que ocurre una cosa y la realidad es otra. Saludos.

  3. Coincido con los comentarios ya realizados..Y los cambios son muy difíciles pero hay que intentarlo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *