PODEMOS LLEGAR TARDE A LA VENTA ONLINE

Está ocurriendo lo que parecía muy difícil: que la venta a través de internet se dispara por la pandemia, adelantándose en varios años las previsiones para este canal. Y, la cuestión es que podemos llegar tarde a la venta online si a estas alturas no hemos entendido que la omnicanalidad es la solución para muchos pequeños negocios, acostumbrados al entorno “físico” porque -y no les falta razón- siempre ha estado relacionado con la cercanía y trato especial con el cliente (su valor añadido de siempre).

Nuevas reglas del juego

Pero las reglas del juego han cambiado (ya viene de lejos), al igual que los hábitos de gasto en el comercio minorista, y cuando antes el 100 % de las ventas se producían en el punto de venta a pie de calle, ahora pueden suponer un 75-90 % (según los sectores), y bajando. La venta online está llegando al 15-20 % en textil, >30 % en electrónica, y empieza a despegar la alimentación (bebidas y vinos ya lo han hecho).

Hay sectores -como los muebles- donde cuesta más; pero aún así hay empresas como Ikea que (según publicó Expansión el 13.11.20), aunque han descendido sus ventas totales (ejercicio fiscal cerrado el 31 de agosto), la cifra online ha subido un 73 % en España: ¡hasta un 12,9 % del total!

Podemos suponer que dicho sector tenderá hacia un 5 – 10 % de ventas digitales a corto plazo. O, lo que es lo mismo: quienes no estén posicionados en internet, tendrán dificultades para crecer o incluso mantener sus ventas. De ahí el título “podemos llegar tarde”: deberíamos actuar.

Y, los negocios muy enfocados al cliente “físico”, con historia y tradición en un lugar determinado (donde están concentrados), si las ventas online fueran menores a las citadas, seguirán necesitando trabajar en un entorno digital tanto para relacionarse con sus clientes como en sus propios procesos internos.

En resumen, si queremos evitar el “podemos llegar tarde a la venta online”, debe adaptarse nuestra forma de pensar y actuar y aceptar la realidad. Si está luciendo el sol, no podemos decir que “pensamos estará lloviendo”: debemos asomarnos a la ventana y constatar los hechos.

Saludos cordiales a todas y todos.

@fjdiazconsultor

 

Copyright © 2020 por F. Javier Díaz (todos los derechos reservados)

 

 

Acerca de F.Javier Díaz

Igual le Interesa

FELIZ NAVIDAD

En este año tan especial, quiero desearos a todas y todos que paséis unas muy …

4 comentarios

  1. Post muy interesante, pero creo que no obstante muchos ya no podrán entrar en esta situación, porque les va a costar mucho. Pero siempre puede intentarse.
    Muchos saludos y gracias por volver a escribir
    Jose M

  2. José Rexachs del Rosario

    F Javier Díaz, muchas gracias por volver a escribir en tu Blog, además he de confesar que tu caballo de batalla, aquello del Nuevo Paradigma y las Nuevas Reglas del Juego, fueron un acierto pleno, pero que además se han precipitado, se han hecho realidad antes de tiempo, seguramente el confinamiento producto de la pandemia haya sido determinante.
    Pero si fue verdad en su momento que profetizaste que mecanizarse e informatizarse era imprescindible para la supervivencia, y muchísimos te hicimos caso gracias a Dios, ahora creo que la misma necesidad imperiosa es entrar en la venta On Líne y estar presente en las redes, y si aquello supuso un esfuerzo y cambio de mentalidad, ésto me parece mucho más complicado. Desde los gastos de envío, las devoluciones, la competitividad, diseño, precios , idiomas y distancia, son muchos factores que desconocemos y que prepararnos, según qué edades, se me antoja que será muy difìcil, si no imposible.
    Personalmente, cuando me jubilé sufrí una depresión por la falta de actividad, hoy doy gracias a Dios de estar jubilado, creo que no estaba preparado para afrontar este reto, me he clasificado como empresario de la vieja y caduca escuela, y pasó a la historia la fama de pionero y emprendedor que es imprescindible para ser Empresario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *