ROMÁNICO, DE PUJAYO A MOLLEDO

Con este post pretendo empezar a tratar, de vez en cuando, “otros temas” referidos a  vivencias y aficiones personales. En este caso, relataré en el blog una grata experiencia del románico, de Pujayo a Molledo.

Son dos pueblos de Cantabria unidos, en este caso, por una historia relacionada con dicho arte (que me gusta especialmente), y donde me he encontrado con personas que merecen todo mi reconocimiento.

Desde hace tiempo deseaba conocer la iglesia románica de San Lorenzo, originaria de Pujayo, y su trayectoria. Aprovechando que a esta localidad le han dado el premio de Pueblo de Cantabria 2020, me animé y allí fui una mañana de agosto del presente año.

Cuando llegué, una amable vecina me contó la historia de la iglesia que fue trasladada a Molledo hacía mucho tiempo. Me orientó sobre su ubicación actual.

No sé cómo surgió, pero también me relató un viaje que hizo por la zona la reina Dª Urraca (allá por el s.XI). Se le rompió una rueda del carruaje, que arreglaron unos mozos del pueblo, y la ilustre visitante –en agradecimiento- les redimió de un servicio militar.

En Pujayo aproveché para visitar la iglesia de S. Martín (finales del s.XVI). Me la enseñó una señora, encargada de su conservación y buen estado; incluso descubrió unos muros y ladrillos antiguos, que se restauraron. Un ejemplo de preocupación por su comunidad.

Desde allí fui a Silió (iglesia románica de S.Facundo y S.Primitivo), y después a Molledo. Una parte del recorrido lo hice en coche y otro caminando (vale la pena andar bien la zona).

En Molledo, previa visita a la ermita de S. Roque (que también me mostró su cuidadora), busqué la Iglesia de S. Lorenzo, objetivo de mi excursión.

Y, andando me encontré, casualmente, con una persona entrando a su finca y a quien pregunté. Me dijo que le siguiera dentro del recinto, pues allí arriba estaba lo que quería ver.

románico, de pujayo a molledo

Previamente, había  leído a Miguel  A. García Guinea (1) cuando contó que D. César Silió Cortés, importante político y ministro de Alfonso XIII, paseando por la zona (a principios del siglo pasado) vio cómo  …”se destacaban las ruinas de una vieja capilla románica … que los obreros que trabajaban en el camino vecinal se disponían a convertir en grava”.  Se interesó, logró comprarla a sus dueños, y con infinita paciencia numeró las piedras y las trasladó (“en carreta de bueyes”) a su finca en el Portalón (Molledo) donde la reconstruyó: ahí se encuentra.

La persona que me invitó a entrar es Jaime (a la izquierda en la foto), nieto de D. César. Estaba pasando –como todos los años- el verano en la finca con su familia (me la presentó).

románico, de pujayo a molledo

Ha sido un reconocido piloto (“aviador”) de aviones comerciales como el 747, con Iberia; y escritor de temas aeronáuticos.

Me atendió muy bien, explicándome todo al detalle. Corroboró y amplió lo que ya sabía por García Guinea, a quien conoció. Y, además, me contó la relación familiar que tienen con los Delibes (también muy vinculados, como sabemos, a Molledo).

Jaime me enseñó la iglesia, que tuvo culto hasta hace unos años y se encuentra en buen estado (del mantenimiento y cuidado se encargan ellos).

S.Lorenzo tiene una pequeña nave rectangular, además del ábside, y destacan varias inscripciones en la piedra exterior. García Guinea traduce la que está completa: “En la era de 1170, el día once de las calendas de julio, consagró esta iglesia de S.Lorenzo el obispo Jimeno” (2).

Le da mucha importancia porque, dice, “… es interesante conocer esta fecha de 1132 (la correspondiente a la citada), porque ella nos asegura la edificación de Cervatos en fecha anterior, pues sin duda puede asegurarse que los artífices de S.Lorenzo de Pujayo conocen la obra de Cervatos. Así, pues, la inscripción algo difusa de Cervatos, en la jamba derecha de la puerta, puede ahora afirmarse y darla como segura de 1129” (3).

La puerta tiene arco de medio punto apoyado en dos capiteles (izquierda y derecha en la misma foto).

románico, de pujayo a molledo

El interior es acogedor, con numerosos y apreciados detalles.

románico, de pujayo a molledo

Como resumen, resaltaría varios temas: la relevancia de las inscripciones, diversas referencias arquitectónicas, y el hecho de encontrarnos con una iglesia románica rescatada y preservada por personas que han asegurado, generación tras generación, este importante patrimonio.

Y, así transcurrió una soleada mañana de agosto que me ofreció esta gratificante experiencia, gracias -sobre todo-  a la generosa hospitalidad que me dispensaron, durante varias horas, los actuales depositarios de la iglesia de S. Lorenzo: románico, de Pujayo a Molledo.

En definitiva, una historia real, extraordinaria por sus protagonistas.

Atentos saludos a todas y todos.

 

(1), (2), (3) “Románico en Cantabria”, por Miguel Angel García Guinea, Ed. Librería Estudio (1ª edición. 1996), pp.210 y ss.

@fjdiazconsultor

Copyright © 2021 por F. Javier Díaz. Todos los derechos reservados

 

 

Acerca de F.Javier Díaz

Igual le Interesa

el municipio más antiguo

EL MUNICIPIO MÁS ANTIGUO

Brañosera es el municipio más antiguo de España pues data del año 824, cuando el …

6 comentarios

  1. Magnífica lección maestra de Historia del Arte. No sabía de esta afición tuya , en la que eres un estudioso tremendo y rebozas conocimiento. Ha sido un placer y me has contagiado las ganas verlo.
    Enhorabuena y un fuerte abrazo

  2. Leo sus post y hacía tiempo sin incluir comentarios. Pero este me ha encantado al coincidir con uno de mis gustos. Me parece muy acertada su ampliación a otros temas aparte de la competitividad.

    Muchas gracias.

  3. Es una historia bien interesante y que por supuesto desconocía. Ese Sr. Silió debió de ser un personaje de importancia en su tiempo.
    El románico no lo conozco bien aunque lo que ha contado es ameno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *