… Sí podemos, con innovación en la gestión …

(Continuación blog del 09.09.11)
 
… Nos encontramos con profundos cambios en curso y un frenazo del gasto…
 
¿Cuánto tiempo se tardará hasta que todos nos tranquilicemos y empecemos a gastar algo más? Quizás sea poco a poco y espero lo veamos antes de final de año (aunque cualquier noticia negativa puede desatar el nerviosismo: el rescate de Grecia, algún gran banco que se colapse, etc). Según datos disponibles, el 40 % de la población española podría gastar más, pero no lo hacen porque no hay confianza. Este segmento debería ser prioritario, con acciones eficaces de marketing mix.
 
Lo más importante ahora sería reflexionar y tener claro qué negocios pueden funcionar o no y tomar las decisiones precisas: esperar que la situación mejore y poner la vista “en el retrovisor” (volver a los dorados años 2000-2006), quizás no sea la solución porque ha habido un cambio de paradigma. Este es el momento de la estrategia y de configurar los modelos de negocio cara al futuro. Es cierto que el cambio de paradigma ha sido brusco (aunque ya en 2007 había indicios), pero así es la vida. 
 
Puede sernos útil fijarnos en qué hacen los mejores del sector y realizar una profunda  reflexión estratégica sobre  nuestro negocio (el futuro, no el anterior), identificando el conjunto de medidas a tomar (me gusta recomendar que todo esto se ponga por escrito y lo analicemos con nuestros colaboradores más directos). Aunque tengamos dudas hay que tomar decisiones. Alguna persona me ha preguntado recientemente si estamos preparados para ello: la respuesta es SÍ, sin esperar (y si precisamos ayuda, pedirla). Tenemos a nuestro favor algo muy importante: capacidad de esfuerzo y trabajo, y si lo aderezamos con mucha confianza en nuestras posibilidades, con autoestima, podemos salir adelante con nuevos bríos.
 
En paralelo a lo indicado, abordar también algunos aspectos prácticos como vigilar el precio de los alquileres (que no supongan más del 6-9 % sobre ventas), gestionar bien el beneficio por unidad y analizar nuestra productividad; en este punto estamos revisando qué nuevos objetivos de venta / m2 / persona / tipo de empresa / sector, deben ser los más adecuados.  Hay un problema general de baja productividad, aspecto de fondo que debe afrontarse con cambios decisivos.
 
 ¿Cuantos años quedan de crisis? Creo que la cuestión capital -si fuera nuestro caso- es la necesidad de cambiar el chip, y más que crisis pensar en el cambio que ya se ha producido y la reestructuración que quizás deberemos llevar a cabo, en ocasiones con “mentalidad revolucionaria”, apoyándonos en nuestro equipo (¿escuchamos a los que nos rodean?). Reinventarnos y tomar decisiones porque el futuro depende más de nuestra determinación que lo que hagan otros por nosotros;  y no esperar “a ver cuando mejora la situación”.
 
De esta forma sí nos tomaremos el turrón aunque de momento sólo podamos acompañarlo con un vaso de buena sidra y no champagne.
 
Innovación al dirigir y en la forma de gestionar  nuestros negocios sería la moraleja final, en especial para las empresas de menor tamaño. Si el actual modelo es de hace 10 – 15 años, quizás ha llegado el momento de reenfocarlo en profundidad.
 
En las próximas ediciones de este blog procuraremos abordar algunas cuestiones que nos habéis trasladado, en la línea de lo anterior. Gracias, buena suerte y hasta el día 24.

Acerca de F.Javier Díaz

Igual le Interesa

podemos llegar tarde a la venta online

PODEMOS LLEGAR TARDE A LA VENTA ONLINE

Está ocurriendo lo que parecía muy difícil: que la venta a través de internet se …

2 comentarios

  1. Muy interesante lo que dice. Me parece que mi situación (tengo un pequeño negocio) está retratada en todo lo que dice. Lo que me me gustaría es saber qué hacer y cómo empezar. Le enviaré un correo aparte.
    Buentas tarde.

  2. 100% de acuerdo con Amadeo. Me dedico a la hostelería y no veo luz al final del túnel aunque los ánimos se mantienen. La cuestión es que hacer sin consumo y sin financiación. Necesitamos apoyo, mucho apoyo y los políticos no se enteran.
    Un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *