¿Tierra a la vista? (daños colaterales, y III)

Continuamos el post de la semana pasada, dedicándolo de nuevo y por último a los “collateral damages” derivados de la actual situación que estamos viviendo. 
 
Daño 4: ¿Por qué una de las principales fuentes de ventaja competitiva en las pymes, en concreto el trabajo en equipo y la implicación de los recursos humanos (RR.HH.), se está “secando” en algunas entidades?. Ocurre cuando la reducción de costos se concentra en el área de personal (es lo primero en lo que se piensa); y en otros casos es la propia incertidumbre la que provoca que determinadas personas rindan menos.
 
Es cierto que el costo de elaborar un producto o servicio debe tener el mayor componente “variable” y menor fijo, y que debemos adaptar la capacidad de recursos (también de personal) a la previsión de ventas. También lo es que debemos mejorar la productividad. Pero ¿cómo podemos actuar y a la vez evitar que “nuestra fuente clave de ventaja” no se evapore?. Me refiero a personas con experiencia, con habilidades obtenidas tras muchos años, incluso colaboradores directos en áreas no productivas, todas ellas necesarias para que la empresa encuentre soluciones. ¿Cómo lograr el preciso equilibrio? No es fácil, pero debemos intentarlo. Y el camino sería compartir responsabilidades y objetivos.
 
Nuestro equipo es el principal punto de apoyo. ¿Procuramos obtener soluciones compartidas con ellos (reflexión estratégica conjunta)? A lo mejor, al analizarlo, podemos encontrarnos una realidad: el trabajo en equipo debe mejorar, ser más sólido. Es muy difícil obtener soluciones en solitario. Si algunos colaboradores no respondieran a la urgencia de “salvar el barco” entre todos, algo está ocurriendo y no se habría entendido que ha habido un cambio de paradigma. Reflexionemos sobre ello porque el futuro dependerá en gran parte de esta cuestion. Quizás hemos sido muy paternalistas y deberemos dirigir de otra manera.
 
El equilibrio entre tomar decisiones con visión a medio y largo plazos, y encontrar remedios inmediatos a problemas de liquidez, financiación y cobros, no es sencillo y menos en las actuales circunstancias (situaciones que pueden producir angustia). Dicho equilibrio deberá consistir en actuar con perspectiva, mantener “nuestra fuente”, y abordar el día a día.
 
En el blog anterior hablábamos de calidad de servicio (¡qué difícil es captar un cliente y cuan fácil es perderlo!). Lo mismo ocurre a nivel interno en las organizaciones: tener un buen equipo cuesta años, y deshacerlo mucho menos.
 
¡A más problemas, más trabajo en equipo! Pondré un ejemplo: una empresa de 34 trabajadores (taller de mecánica de precisión), ha abordado la cuestión constituyendo un comité dirección,  el gerente y los principales colaboradores se han instalado todos en una misma sala (es muy útil para facilitar el compartir la reflexión, los problemas y la toma de determinadas decisiones) y se han reducido un 17 % el sueldo acordándose a la vez un sistema de participación en los beneficios futuros.
 
La situación que estamos viviendo me recuerda esas películas de barcos que afrontan una terrible tormenta, y entonces un marinero grita: ¡TIERRA A LA VISTA!, que puede estar lejana pero hay una esperanza de salvación. ¿Cómo alcanzarla? Me remito a los daños colaterales expuestos en estos artículos, y todos ellos nos dirigen al mismo punto: este es el momento de darle más importancia a la estrategia, las ventajas competitivas y sus fuentes. Que los árboles (la tormenta) no nos impidan ver el bosque, empezando por implicar de verdad a nuestro equipo en los remedios, y -en definitiva- desplegar una adecuada gestión de recursos humanos (RR.HH.).
 
Saludos a todos y todas.
 
 
 

Acerca de F.Javier Díaz

Igual le Interesa

gestión de recursos humanos

GESTIÓN DE RECURSOS HUMANOS

Trato en este post (con un video) la gestión de recursos humanos (RR.HH.), para dar …

Un Comentario

  1. Muy buen articulo aunque puede ser complicado de aplicar si uno esta en las ultimas.
    Saludos jose

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *